…. Entrevista a Angel Fuentes Collado

en Guadalupe, el día "10 de agosto de 2005"

El día 10 de agosto de 2005 Realizamos una entrevista en el pueblo cacereño de Guadalupe a Angel Fuentes Collado. Nosotros llegamos a Guadalupe con la intención de encontrar algunos de los emigrantes extremeños que en 1963 emigraron a Holanda para trabajar en la Philips. La única referencia que teniamos era el artículo del periódico Philips Koerrier de 1963 donde le periodista holandés del mencionado periódico Albert van Dijken, publicó la crónica del primer viaje de vaciones de los emigrantes extremeños, a los cuales acompañó durante los 8 días de vaciones que pasaron en sus pueblos. Pues el día 10 de agosto, 42 años después fuimos a buscar algunos de aquellos hombres que participaron en esta emigración y la mayoría retornó a su lugares de origen después de estar trabajando en Holanda varios años.

Geertje y yo llegamos a Guadalupe y lo primero que hicimos fue preguntar a las personas mayores sobre los "emigrantes holandeses" y rá-pidamente nos pusieron en contacto con dos de esos emigrantes, Angel Fuentes y Pablo Gonzalo Baltasar.

Encontramos a Angel Fuentes, un señor, que tras una enfermedad quedó paralítico y andaba apoyado en unas muletas. Cuando Angel se enteró a lo que veníamos, nos recibió muy amablemente y nos dió todo el apoyo y la información que tenía en su poder sobre su historía como emigrante en Holanda.

 

 

……………… HOLANDA, EL PAIS DE MIS SUEÑOS

Entrevista realizada por M.A.Luengo y Geertje van Os a Angel Fuentes Collado. Esta entrevista la hicimos en la terraza de uno de los restaurantes que hay en la plaza de Guadalupe, pero no recordamos el nombre de Restaurante.

 

 

Luengo con Angel Fuentes durante la entrevista.

 

¿ Por qué decidió emigrar a Holanda?

Bueno mi hermano ya se había ido a Holanda en 1963, fue uno de los primeros que se fue a trabajar para la Philips. De aquí del pueblo se fueron muchos.

Nosotros teníamos una tienda, un ultramarinos. Entonces eran tiempos de la dictadura y había mucha pobreza y falta de libertad. En la tienda siempre fiábamos a la gente pues no había casi dinero y malamente podiamos cobrar.

También comercializábamos las castañas las llevábamos a vender a Madrid pero ese año salió muy malo, a penas pudimos coger castañas y fue cuando decidí irme a Holanda donde estaba mi hermano. Pero yo no me fui contratado, me fui en calidad de turista. Eso fue ya en enero de 1965. Mi hermano me animó a irme para allá.

¿ Dónde trabajó en Holanda?

Cuando llegue a Holanda me fui a residir en una pensión de la ciudad de Helmond

(no entendí bien el nombre de la pensión, Casa Podua o algo así)

Allí vivían más españoles. En Helmond había muchos españoles, la mayoría eran andaluces.

Yo entré a trabajar en la Vlisco, luego mi hermano se cambió de Philips a Vlisco, para estar los dos juntos.

¿ Que trabajo hacías allí?

Trabajaba en un laboratorio, limpiando los utensilios de producción y la administración de materiales y productos que se usaban en los procesos.

Mi hermano trabajaba en la química, tuvo que trabajar con muchos ácidos, pudiera ser que su muerte después de regresar tuviera algo que ver con ese trabajo, como le pasó también a Felix Sánchez, otro paisano que hizo igualmente esos trabajos y tambíen falleció al poco de volver.

En la Vlisco también se trabajaba para la Philips, eran unos paneles con circuitos eléctricos.

……………. Luengo tomando nota de lo que Angel le contaba sobre Holanda.

.

¿ Como era la relación con los colegas holandeses?

Muy buena, el comportamiento de los holandeses fue muy bueno. Siempre nos trataron muy bien. Yo después de este trabajo trabajé por otros sitios de Holanda y para mi la gente de Helmond era mucho mejor que la del norte de Holanda.

¿ Y el idioma, os entendiais bien?

Al principio era difícil, no hablába nada de holandés, pero bueno al cabo de 18 meses, ya sabía algo, y los entendía mejor.

¿ Creo que una hermana suya también emigró a Helmond, no?

Si esa fue mi hermana Carmen, emigró también a Helmond pero fue a trabajar a la fábrica de textiles Diddens & van Asten, donde también trabajaban muchos españoles y varios paisanos como Pablo Gonzalo.

Ella estuvo allí un tiempo y cuando había ahorrado para comprar un piso regreso, y se fue a vivir a Madrid, Luego también regreso mi hermano José, pero falleció al poco tiempo de haber regresado.

¿ Y cómo organizaba Vlisco la vacaciones de verano?

Pues nos traían en autobus desde Holanda. Nos dejaban en nuestros pueblos y después de las vacaciones nos volvían a recoger y con el autobús otra vez para Holanda. Eran viajes muy largos y cansados, entonces las carreteras no eran como ahora.

Y pasado un tiempo se cambió de trabajo ¿por qué lo hizo?

En la Vlisco estaba muy bien y nos trataban muy bien, pero no se ganaba mucho y el trabajo era muy duro. Yo decidí cambiarme a Entrepose, por que se ganaba más dinero.

 

En esta foto de 1964 vemos a la hermana de Angel Fuentes con los colegas extremeños que tabajaban en la fábrica de textil Diddens en Van Asten de Helmond. Esta era la única mujer española que trabaja en esa época en dicha empresa. La foto se hizo durante uno de los viajes de recreo que la fábrica organizaba para sus obreros españoles, para que así fueran conociendo un poco más de Holanda. Estas personas de la foto eran todas extremeñas.

 

¿ Que clase de trabajo hacías en Entrepose?

Me pusieron en mantenimiento y conservación de máquinas perforadoras de pozos y canales para meter el gaseoducto. Las máquinas eran unas bombas de agua, para desecar las tierras por donde se excavaba el gaseoducto. El trabajo era de muy diverso horario, según el funcionamiento de las máquinas. A veces tenías que ir de madrugada y hacían mucho frío, Yo siempre llevaba guantes puestos. En el invierno, no se trabajaba, pues como se helaba la tierra, no se podía trabajar y regresaba a pasar el invierno en España.

 

Angel con su hijo mirando en internet nuestra página sobre la emigración extremeña y española al sur de Holanda.

Pincha sobre la foto para verla más grande

¿ Había más españoles trabajando allí?

No, yo era el único y eso a veces era un problema, pues el jefe era inglés y no hablaba el holandés y malamente nos entendíamos. Pero los compañeros me querían mucho. Otro problema era que tenía que conducir un camión para repartir y recoger materiales, pero al no conocer bien el holandés se hacía algo difícil. De todas formás estudié holandés siempre que pude y terminé defendiéndome muy bien.

¿ Dónde residías cuando trabajabas para Enthepose?

Pues eso dependía de la obra. En diferentes sitios y ciudades, Helmond, Alkamaar, Leiden y muchas otras ciudades. Unas veces dormíamos en hoteles y otras en caravanas.

¿ Cuánto tiempo has trabajado en Holanda?

Pues me fui en 1965 y volví en 1968. Cuando me vine me decían en la empresa que si un día quería volver que no habría ningún problema. Los compañeros colectaron dinero para mi despedida. Luego cuando regresé, me compré un carromoto, de esos de dos caballos y abrí una tienda de árticulos de regalo y recuerdos aquí en la plaza de Guadalupe. También tenía la finca y vendía las castañas y frutos en Madrid.

Ya han pasado muchos años ¿recuerda aún mucho de aquella Holanda que usted conoció?

Me acuerdo mucho… pero mucho de Holanda, incluso aún hoy día me sueño con Holanda. Nosotros veníamos de una dictadura donde vivíamos con miedo y pobreza. Holanda era totalmente diferente. La gente era muy amable y los vecinos siempre nos estaban invitando a café. Durante mucho tiempo, a un amigo que era policía en Helmond, le mandaba sellos para Coleccionarlos. Me gustaban mucho las flores holandesas, incluso cuando regresé comercié flores holandesas. Hoy aún sigo recibiendo semillas de una firma holandesa.

¿ No pensastes nunca en volver después de tu regreso?

Siempre pensé en volver de vaciones a Holanda, pero por unas cosas y otras no puede. Luego caí enfermo y sufrí la emputación de una pierna, pero no pierdo la esperanza, pienso en que algún día volveré.

Si uno de sus hijos decidiera emigrar a Holanda, ¿ que le diría usted?

Conozco muy bien a Holanda y sin lugar a dudas le animaría a hacerlo. No me parecería mal. Yo luché mucho en Holanda para poder mantenerme allí. Fue una historia penosa pero también muy bonita. Le animaría a que lo hiciera.

 

 

Los hijos de Angel Fuentes frente a una de las tiendas de artículos de recuerdo y regalo que tienen en Guadalupe.

 

 

Bueno Angel, gracias por habernos recibido y dedicarnos tu tiempo. Esta es mi última pregunta: ¿ Quieres decir algo para cerrar la entrevista?

Pues solo decirte que Holanda es mi segundo país, con el que mucho me sueño y su gente era como de mi familia.

Gracias Angel y mucha suerte.

Nada, gracias a vosotros.

*******************************************************************************************************************

Angel nos enseñó varios documentos de los cuales hicimos algunas fotos:

 

Este era un carnet empresarial.

 

Otra parte del docuemento de empresa en el que se puede leer que pertenecía a la empra de textil Vlisco de la ciudad de Helmond

 

Pasaporte expedido a Angel Fuentes en 1964 para poder salir de España.

 

Visados y permisos de residencia en Holanda, donde se pueden ver los sellos de la policía de extranjería holandesa.

 

Certificado de residencia de la policía de extranjería de la ciudad de Helmond.

 

……………………

…………………………Sellos fronterizos de España, Francía y Belgica.

 

 

Parte del pasaporte donde se puede leer la fecha de expedición, lugar y la caducación.

Estos son los documentos y las cosas que Angel Fuentes nos contó sobre su historía emigrante en Holanda. Angel es una persona muy amable y muy sentimental. Nos sorprendió, la añoranza y el cariño que aún conserva por esa lejana tierra a la que un día decidió emigrar y allí vivir una parte muy importante de su vida, un tiempo que nunca olvidó y que aún sigue recordando con mucho orgullo y satisfacción. Nosotros le estamos muy agradecidos por su recibimiento y ayuda y le deseamos lo mejor para él y para toda su familia y si puediera ser que su deseo de volver un día a esa tierra que le cautivó llegue a hacerse realidad y deje de ser simplemente un sueño.

Gracias y hasta la próxima.

m.luengotarrero2@chello.nl